GODHEAD MACHINERY – Desde Suecia, Black Metal para irse al infierno

Crucifixión en tapa. Nombre de la banda: Maquinaria de dios o la maquinaria de la cabeza de dios. Nombre del disco: esclavitud monoteísta. Si no están de animo o preparados para una obra de alto contenido religioso y político, mejor no se suban a esta review. Si iban para la iglesia , este no es el omnibus que los deja en puerta, ¿o si?. El tercer álbum de los suecos de Godhead Machinery, «Monotheistic Enslavement» (2021), funciona como un thriller psicológico en el que se analizan creencias religiosas y los códigos morales. Sobre el concepto del album, que sale bajo el sello Black Lion Records, el guitarrista y vocalista Kail Karlsson declaró: “el diablo/mal representa la oposición a una bien planeada esclavitud .”

Godhead Machinery – Monotheistic Enslavement
Fecha: 26 de Noviembre, 2021
Sello: Black Lion Records
País: Suecia
Tracklist
1.Sovereign of Nullity
2.Ethereal
3.Dethroned
4.Orbis Non Sufficit
5.Upon His Deceitful Star
6.Helion
7.Monotheistic Enslavement

En lo musical Godhead Machinery no da vueltas y va directo al grano, con un Black Metal de gran volumen, excelentemente producido y efectivo a la ahora de atrapar a primera escucha. Con unos primeros seis temas que promedian los cinco minuto y un cierre épico en el cual ya nos detendremos.

Sovereign Of Nullity arranca como una arremetida de campanadas eléctricas cocinadas ente riffs endemoniados, una voz rasposa, muy potente y una batería penetrante. Destaca al minuto la capacidad de la guitarra lider, de nutrir la pared sonora con solos melódicos, que ameniza o profundiza un coro de voces catacúmbicas. Ethereal tiene un aire Behemoth. Desconozco si en Suecia te multan por blasfemia, como sucede en la tierras de Nergal. 

En Dethroned (Destronado), Godhead Machinery saca el poncho y no deja nadie con lo puesto. Toda la banda cobra velocidad, gana el machaque, el atornille y tilín tilín de una muy colorida batería a cargo de Marcus «Somliga» Andersson. La velocidad se corta con un pasaje hipnótico, para devolvernos una muy bien lograda parte final a puro desahogo.

Llega Orbis Non Sufficit, que se construye sobre varias capas, que van arrasando con lo que queda. Godhead Machinery logra llenar muy bien el espacio. Si bien no están sobrados en creatividad, en cada tema se ve una elaboración donde lo potente es entrecruzado de diversas formas por lo melódico o lo distinto. 

Upon His Deceitful Star y Helion tienen brillo propio, son agitadas, hay una pulida producción para poner muy al frente la voz, a veces muy dolorida, para que no quede atrapada por una banda que siempre suena muy arriba, en toda la placa esta bastante subido el volumen con que suena la banda.

El final, es el plato fuerte. Monotheistic Enslavement (abajo video), es tremenda, una canción que para buscar entender todo su concepto, sus partes y clavos, hay que ver el video. No apto para impresionables. 

Publicar comentario

#SEGUINOS EN INSTAGRAM