MEGADETH – Una cuenta regresiva de 29 años

Cuando uno mira hacia atrás en el tiempo puede llevarse alguna que otra sorpresa al repasar datos. 1992 fue un año cargado de discos que quedaron en la historia. «Fear of the dark» de Iron Maiden, «Dehumanizar» de Black Sabbath, «Vulgar Display Of Power» de Pantera por nombrar sólo tres, pero también con la escena «alternativa» creciendo a nivel mundial. Un año antes Metallica había editado el álbum negro, lo que marcó a fuego su carrera, pero también el mundo de la música. Y entre todos quienes editaban disco en 1992 estaba el colorado Mustaine y Megadeth. Un genio del Thrash, un eterno inconformista, que veía también como sus ex compañeros lograban fama mundial con un sonido pesado, pero más accesible.

Pero a no confundirse. Mustaine y compañía venían de lanzar una verdadera joya del Thrash como fue «Rust in Peace» dos años antes. .Altamente técnico y ágil, mostraba la mejor formación de la banda. La apuesta era fuerte y había que estar a la altura. ¿Que hacer? ¿Repetir la fórmula? Es difícil estar en la mente de estos mega – músicos, pero el tiempo demostró que la decisión fue más que acertada.

«Countdown To Extinction» es más directo, menos rebuscado y a la vez rebosa genialidad en cada track. Tal vez y sin tal vez este es el mejor Mustaine. Un armador jugando por el equipo y para el equipo. Un vez más la dupla con Marty Friedman le saca jugo a las seis cuerdas, donde cada riff es una escuela en si misma. Dave Eleffson con un trabajo destacado, y de yapa Nick Menza en los parches, otro «5 estrellas» musical. Justamente con un redoble de batería es que comienza la potente «Skin o´ my teeth». Un riff fuerte, ganchero que es la tónica de todo el disco. Porque si algo distingue este trabajo son la calidad de los riffs y los solos maestros que lo acompañan. Un tema directo repleto de la magia de Friedman y el Colorado que sorprende desde el arranque, para mi, en su mejor performance vocal de su carrera durante este disco.

«Symphony Of Destruction», si bien hoy casi tres décadas después es un tema trillado, no por eso deja de ser un hit instantáneo. Según ha contado la banda, el mismo salió luego de un breve juego de baloncesto , en un alto de la grabación. Una crítica a la política y la conducción de masas , «como el flautista de Hamelin». Cabe destacar que este disco tuvo varios videos y sin duda MTV jugó a favor de la explosión comercial de este trabajo.

«Architecture of Aggression» es simplemente una genialidad. «Sabes que vales algo cuando tus enemigos alaban tu arquitectura de agresión». Con un riff a medio tiempo,una melodía vocal tremenda, la critica una vez mas a las acciones bélicas (grandes naciones construidas desde los huesos de los muertos) y un Friedman exultante en cada arreglo es uno de los mejores del disco.

«Foreclosure of a Dream»…ni más ni menos que sobre el tema de las hipotecas personales en Yankeelandia » Embargo de un sueño, Esas visiones que nunca se vieron, Hasta que todo está perdido, Holocausto personal, Embargo de un sueño.». Es otra muestra del perfecto entendimiento de Mustaine/Friedman.. Por aquella época, luego de hacerme de una copia del disco en casette,y tenerlo gastado, veo en Canal 5 (sI el canal estatal) presentado por Daniel Renna el video de esta canción, la cual no conocía. ¿El motivo? Muy simple. La edición local de «Countdown», si bien tenía todo el track list en la lámina, no contaba con esta canción porque el tiempo de la cinta no lo permitía..otros tiempos.

Si ha dejado clásicos este disco es «Sweating Bullets». Una letra sobre la paranoia, que le calza perfecta a Mustaine (si también actúa en el video». Otro de los que fueron pasados en Canal 5 (no siempre fue folklore y cumbia los espacios dados a la música).

«This Was My Life» es un tema ganchero con la particularidad de que la última parte es muy similar a la parte media de «Phantom Lord», tema del «Kill em All» el cual fue co-escrito por el colorado. El tema que da nombre al disco es una defensa contra la caza de animales. Algunos dicen que dedicada a Hetfield, lo cierto es que es una gran canción con un estribillo pegadizo y muy efectivo. (Todos se han ido, todos menos uno,Sin concurso, sin lugar a donde correr,No queda más, sólo uno, Esto es, esta es la cuenta regresiva para la extinción).

No hay otra forma de escuchar «High Speed Dirt», que no sea a todo volumen. Más rapida que el promedio del disco, podemos disfrutar de toda la banda disfrutando, valga la redundancia, de la ejecución perfecta de sus instrumentos, un tema fabricado a medida donde la base rítmica contagia, Friedman una vez más, da una masterclass de lo que es ser guitarrista de primer nivel y con un interludio con guitarra tipo española que te deja de las chapas, para el solo final y el grito ahogado del colo.

«Psychotron» es un tema tal vez injustamente relegado,donde el medio tiempo, los solos y la frases que Mustaine parece escupir, junto al estribillo, te hacen recordarlo siempre. «Captive Honour» es la perla oculta del disco. «Mata a un hombre y serás un asesino, Mata a millones y serás un Vencedor.Matalos a todos y serás un Dios» . Un universo con voces en off donde se lle la sentencia a prisión de una persona y el dialogo con su abogado » «Muchacho será mejor que tu alma pertenezca a Jesús…mmm porque tu trasero me pertenece». Otra crítica al sistema de justicia y sus vericuetos.Sin dudas una gran canción!

El cierre es con «Ashes in Your Mouth» , es otra enorme canción que tal vez quedó relegada.En la misma hay algunas referencias a bíblicas y otra perfección instrumental entre Mustaine /Friedman. ¿A dónde vamos desde aquí? ¿Y realmente deberíamos preocuparnos? El final está por fin aquí, ¡Dios tenga piedad!¡Misericordia!

Con esas palabras se cierra lo que para mi es el mejor disco de Megadeth. Para muchos será el anterior y puede ser. Pero acá el Colorado estaba pletórico, con una equipo de lujo y dispuesto a dejarlo todo.Si bien instrumentalmente son excelentes,lo que hace de «Countdown to extinction» un discazo, justamente es que relegó algo de complejidad Thrash, y suena mas heavy, pero nos dejó un puñado de canciones. Algo que se dice fácil, pero parece en extinción (nunca mas apropiado) en el Metal de hoy dia.

3Comentarios

  • pocho
    14 de julio de 2021

    «No hay otra forma de escuchar «High Speed Dirt», que no sea a todo volumen»…. SIN DUDAS, PABLETE!!!

    • Guzmán
      15 de julio de 2021

      MASTERPIECE! Muy buena crítica Pablo.🔥🤘🏻

  • sergioperezwarhead@gmail.com
    15 de julio de 2021

    Gran reseña de un discazo! Único e irrepetible. Debe estar en toda colección de un heavy! Arriba!

Publicar comentario

#SEGUINOS EN INSTAGRAM